Desafíos son amores

Nos encontramos a tres días del inicio de nuestro mayor producto a nivel nacional en lo que respecta a competiciones organizadas por la APF. Hace muy poco les contábamos lo negativo que podría ser para nuestro fútbol pasar de 12 equipos a 10, pero omitiendo esa situación y enfocándonos en la preparación de los equipos para el inicio de una nueva temporada, nos encontramos con 10 equipos que tienen desafíos que afrontar, cada uno tiene el suyo. Los de siempre (Cerro Porteño, Olimpia, Libertad y Guaraní) en el orden que más les guste, se prepararon para pelear por los títulos locales y, ¿por qué no? también los internacionales.
Cerro, siguiendo una línea de trabajo, con una identidad marcada y con refuerzos específicos para completar el plantel que peleará todo lo que tiene a su paso.
Olimpia, superó una transición de estilo ganando un título y ahora está obligado a mostrar más en todas las competencias que tenga, muchos refuerzos, quizá no todos pedidos del entrenador, pero ahora tiene la misión de engranar las piezas.
Libertad, de la mano de un técnico ganador, últimamente tetra campeón y con refuerzos de renombre busca repetir viejas costumbres, ganar títulos año tras año, Garnero se encuentra ante la posibilidad de revalidar todo lo ya demostrado.
Guaraní, subcampeón del Clausura y con muchas bajas sensibles ha transitado momentos complejos, como la renuncia de su entrenador, quien posteriormente decidió continuar, refuerzos que han llegado, pero Guaraní quizás hoy se encuentre con mayores dificultades que el resto, ¿lo positivo? un técnico que sabe superar cualquier tipo de inconvenientes.
Se va poner lindo el Apertura, entre copas internacionales, torneos locales y Copa Paraguay. Cada uno deberá jugar su partido e ir priorizando, ganar el Apertura es estratégico para encarar el resto del año, más holgado, pero nadie quiere y puede descuidar las copas internacionales.
Entre los de arriba, podría haber un 5to, Nacional de Rodrigo López, en el Clausura demostró un nivel altísimo, y con mucha seriedad se podría meter a discutir posiciones con los privilegiados de arriba (privilegiados en presupuesto).
Luego aparece el otro pelotón.
Equipos como Guaireña que alcanzaron sus objetivos y ahora van por lograr una campaña aceptable en la Sudamericana, junto con River, Nacional y 12 de Octubre.
El Sportivo Luqueño, en el año de su centenario y con grandes conflictos internos, deberá mejorar para salir de zonas sensibles y volver a ingresar a copas internacionales.
Sol de América, acostumbrado a jugar sudamericana se conformará con jugar torneos locales, pero con la obligación de recuperar terreno, porque las inversiones así lo exigen.
Se viene un año a puro fútbol, con clubes que se han preparado a su manera para afrontar sus compromisos, sus desafíos. Algunos podrán lograrlo y otros tendrán que aceptar el fracaso deportivo con altura, como debe ser.
Soñamos con que el VAR sea una herramienta útil y que clarifique más de lo que oscurece, pedimos árbitros con criterio, que sepan tomar decisiones con una buena interpretación del reglamento. Que no influyan en los resultados y que los clubes colaboren con el espectáculo.
Como dice una frase célebre “la suerte está echada”, los trabajos previos terminaron y ahora queda competir y pelear por los puntos en cada jornada.
Y como Bonus Track: Que los grandes rendimientos de los paraguayos que compiten afuera se trasladen a la Selección Nacional, que Berizzo llame y ponga a los mejores y que conquistemos grandes resultados en los combos del 2021, ir a Qatar es una obligación de la que no se puede huir.
Editorial de inicio de temporada.

Seguir Leyendo

Volvió el Pika Lucena

Ángel Cardozo Lucena reapareció en Cerro Porteño luego de 50 días. Una lesión en la Copa América no le había permitido jugar aún en el

Leer Más»